La reducción de los costes de las renovables no tiene precedentes

Costes eólica, fotovoltaica i baterias

El coste de generación de la solar fotovoltaica se reducirá a la mitad en los próximos dos años, después de haber caído un 73% desde el 2010 al 2017. No tan espectacular pero también significativo es el recorte del 25% registrado por la eólica terrestre durante los pasados siete años. Gracias a estas reducciones, los costes medios a nivel mundial para la solar fotovoltaica y la eólica están a día de hoy a 10 y 6 centavos de dólar por kilovatio hora, respectivamente. Mientras, los costes de los combustibles fósiles se mueven en un rango de entre 5 y 17 dólares centavos.

informe Costes de generación de las renovables en 2017

Ante estas cifras del informe Costes de generación de las renovables en 2017, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) vaticina que en el 2020 el precio de producción de las denominadas energías limpias será “significativamente inferior” al de los combustibles fósiles. En concreto, calcula que ya en el 2019 la solar fotovoltaica y la eólica pueden llegar a fijar precios mínimos de hasta 3 céntimos de dólar por kilovatio hora.

En opinión del director general de IRENA, Adnan Z. Amin, la reducción de los costes de las tecnologías que generan energía limpia “no tiene precedentes y es representativa del grado en que las renovables están alterando el sistema energético mundial”. Amin afirma que la transformación del sistema de energía “está ganando ritmo y es imparable; la caída de los precios y la rápida innovación han estimulado las inversiones y han transformado la energía renovable de un nicho a una solución económica y técnicamente preferible”.

El informe de IRENA destaca también que otras fuentes de energía renovable, como la bioenergía, la geotermia o la hidroeléctrica, ya han competido codo con codo con los combustibles fósiles en lo que se refiere a costes en los últimos 12 meses.

Más allá de los argumentos económicos

A los argumentos económicos en favor de la transición energética hacia fuentes más limpias como la solar o la eólica se suman a otros de carácter ambiental y social. Desde el punto de vista del medio ambiente, además de ser inagotables, las renovables tienen un menor impacto sobre el medio y no emiten gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

A diferencia del petróleo y del carbón, las renovables no deben ser extraídas del subsuelo. Se generan en zonas cercanas al punto de consumo, así que se evita la contaminación y el coste energético derivado del transporte. Y no precisan de combustión para generar electricidad.

Desde el punto de vista social, las renovables no se encuentran en manos de unos pocos países, sino que se pueden implantar en cualquier territorio. De este modo, generan puestos de trabajo de proximidad. Por otro lado, además de seguras (no como la nuclear) no son perjudiciales por la salud humana puesto que no contaminan.

Tanto por su viabilidad económica como por sus ventajas ambientales y sociales, desde ECrowd! apostamos firmemente por las renovables y lo hacemos como mejor se nos da: apoyando financieramente proyectos seguros y rentables que forman parte de la transición hacia un sistema energético más limpio.

¿Quieres recibir noticias de cuando se publican nuevos artículos? Regístrate para recibir nuestro boletín.



Deja un comentario

Todos los campos son obligatoríos. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibe artículos interesantes sobre la financiación colectiva de proyectos sostenibles.

Síguenos en Twitter

Síguenos y conoce nuestras noticias a diario.

Buscador

¿Sobre qué te gustaría leer?