¿Por qué pagan intereses los bancos?


¿Por qué me pagan intereses los bancos por mis ahorros?

¿Por qué cobra usted intereses por el dinero que tiene en su cuenta de ahorros? ¿Se lo ha preguntado alguna vez? Después de todo, usted no ha hecho nada para ganar ese dinero. ¿Cómo puede un banco permitirse el lujo de pagar intereses?
Los bancos utilizan el dinero depositado en las cuentas de ahorro para conceder préstamos, y los prestatarios pagan intereses a los bancos sobre el capital pendiente de sus préstamos. Después de hacer frente a sus diversos costes, los bancos pagan intereses a los depósitos de ahorro de sus clientes para así atraer a nuevos ahorradores y mantener a los que ya tienen. La diferencia es beneficio para los bancos.

Un ejemplo

Porque los bancos cobran intereses
Suponga por ejemplo que usted hace una imposición de 1.000 € en una cuenta de ahorro que le da un interés del 1% anual. Al cabo de un año, cobrará 10 € de intereses. Mientras, el banco prestará sus 1.000 € a un negocio al 8% anual y ganará 80 € en ingresos por intereses. La diferencia de 70 € es para el banco. Suponiendo que el banco se gaste 30 € en personal, impuestos, seguros y otros gastos, el beneficio que su dinero le ha dado al banco es de 40 €.

¿Quién decide el tipo de interés?

La oferta de tipos de interés por parte de los bancos se basa en tres factores:
– El interés que han sido capaces de cobrar a los que les han dado préstamos.
– La tasa de interés preferencial del banco central del que depende la entidad financiera.
– El nivel de agresividad al que el banco está dispuesto a llegar para obtener nuevos depositantes. Los bancos compiten entre sí para atraer a nuevos ahorradores. Usted siempre podrá encontrar un banco que esté siendo agresivo en su búsqueda de nuevos clientes y que esté dispuesto a pagar una tasa de interés más alta de lo normal, y eso a pesar de que se reduzca su margen.

¿Son seguros los bancos?

Uno se pregunta qué ocurre si los que han recibido préstamos de los bancos no pagan las cuotas. Los bancos diversifican su riesgo dando préstamos a muchos prestatarios. Saben que siempre habrá algunos que no pagarán cuando o cómo les correspondería. A pesar de ello, los bancos tratan de reducir ese riesgo mediante un cuidadoso análisis de cada solicitud de préstamo. Y, si al final hay algún prestatario no paga, el banco compensará esa pérdida con el excedente de los ingresos de los otros préstamos, aunque por ello reducirá su margen de beneficio. Además, en la mayoría de los países hay regulación que protege a los ahorradores si un banco va a la quiebra. En Europa, el fondo de garantía de depósitos protege hasta un importe de 100.000 € por persona y por banco en caso de quiebra bancaria.

¿Hay alternativas donde invertir?

¡Ahora sí!. Por fin los pequeños inversores, gracias a las plataformas de inversión colectiva (crowdlending, en inglés) como ECrowd!, ya pueden invertir igual que lo hace un banco, y financiando a empresas de la economía real con préstamos a proyectos que han sido validados previamente por profesionales del análisis del riesgo. Para ello únicamente hay que registrarse en la plataforma ECrowd!, escoger a qué proyectos se quiere financiar y empezar a invertir desde solo 50€. Y aún mejor, ya que en la plataforma ECrowd! solo se ofrecen préstamos a proyectos rentables que además generen impacto positivo en la sociedad o en el medio ambiente.
 Invierte de manera inteligente y genera impacto con ECrowd!

¿Quieres recibir noticias de cuándo tendremos una nueva oportunidad de inversión en la plataforma de financiación colectiva ECrowd!? Regístrate para recibir nuestro boletín.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *