Tecnología ‘blockchain’ al servicio de la sociedad y el medio ambiente


Blockchain y bitcoin

Aunque el blockchain nació como una tecnología unida al Bitcoin, en la actualidad se  utiliza para un creciente número de aplicaciones. También para ofrecer soluciones con impacto positivo para el conjunto de la sociedad y el medio ambiente. Esta tecnología, que traducida al español se conoce como ‘cadena de bloques’, consiste en una base de datos distribuida que registra bloques de información y los entrelaza para facilitar la recuperación de la información y la verificación de que esta no ha sido cambiada. Sus grandes ventajas: aumenta la eficiencia, reduce los costos y promueve la transparencia, reduciendo el riesgo y el fraude.

En el ámbito de las aplicaciones con impacto positivo, se usa principalmente en proyectos de registro y verificación así como para pagos y transferencias de dinero, según un estudio llevado a cabo por el Centro para la Innovación Social de la Stanford Graduate School of Business. De las 193 iniciativas con impacto positivo analizadas en el estudio, el 20% afirma que blockchain proporciona una solución que de otro modo no hubiera sido posible. Por sectores, el de la salud es el que más se está sirviendo de esta tecnología.  

En España hay varias iniciativas interesantes que usan la tecnología blockchain para hacer de este un mundo mejor. Una de las más conocidas e internacionalizadas es Climatecoin, una criptomoneda que busca ser una herramienta para combatir el cambio climático.

En el lado de la demanda tenemos a las empresas contaminantes obligadas a compensar sus emisiones de CO2, las empresas con responsabilidad social corporativa que lo hacen de manera voluntaria y los ciudadanos comprometidos. En el lado de la oferta contamos con los impulsores de proyectos de mitigación de emisiones, como por ejemplo iniciativas de energías renovables, agricultura y conservación de bosques. Y, en el centro, está nuestra plataforma peer-to-peer (red entre iguales) con tecnología blockchain”, explica José Lindo, ceo de Climatecoin.

José Lindo está detrás también de otro interesante proyecto que usa el blockchain para generar empatía hacia proyectos inspirados y que se basan en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Gracias a la tecnología blockchain, 2050Life garantiza a escala global transferencias de fondos instantáneas, seguras, eficientes y rentables e información transparente.  

EthicHub es una plataforma de crowdlending que conecta a agricultores desbancarizados con inversores en cualquier lugar del mundo de una forma totalmente peer-to-peer gracias al uso del blockchain y los contratos inteligentes”, explica Jori Armbruster, cofundador de EthicHub. “En nuestra plataforma hay una figura que se llama el nodo local, que es el encargado de buscar comunidades de pequeños agricultores que cumplan una serie de requisitos, les ayuda a organizarse como una cooperativa de cara a pedir el crédito, y hace de puente con el mundo digital. Los nodos suben los proyectos a la plataforma y los inversores deciden en qué proyectos invertir aportando dinero de su wallet personal al smartcontract del préstamo”. “Nuestra razón de ser es la democratización del acceso al crédito y a las mejores oportunidades de inversión”, añade Armbruster.

 

Destaca también el caso de it-willbe. Tras su experiencia como cooperante en varias organizaciones de ayuda humanitaria en la India, en 2008 Arancha Martínez decidió fundar esta plataforma. “Hay muchísimas organizaciones trabajando con pasión y con los mayores retos sociales como misión, sin embargo en muchos casos se trabaja de manera ineficiente por falta de recursos, de innovación, de incorporación de tecnologías, de talento, de colaboración entre organizaciones y con otros sectores. It-willbe nace con la misión compartida con el sector de acabar con la pobreza y la desigualdad, pero con un objetivo estratégico clave: generar un cambio sistémico para que el sector trabaje de manera más eficiente”, explica Martínez. it-willbe se sirve del blockchain para “introducir eficiencia y mejorar el impacto social de los proyectos de cooperación internacional”, añade la fundadora. 

La Generalitat de Catalunya, a través de l’Institut Català d’Energia (Icaen), esta desarrollando una plataforma para impulsar la generación distribuida de electricidad. “La idea del proyecto ioCAT es aprovechar la tecnología blockchain para “facilitar que los ciudadanos puedan producir energía solar, compartirla e incluso comerciar el excedente de electricidad que produzcan sus paneles”, explica Assumpta Farran, directora de l’Icaen. “El objetivo es impulsar la generación distribuida de electricidad, imprescindible para aumentar el peso de la solar y la eólica”, añade Farran.

Como ven, las iniciativas de impacto positivo que se sirven del blockchain son muchas y variadas y seguramente son muchas más las que están por llegar. Incluso se cree que a largo plazo todos los procesos van a usar esta rompedora tecnología. Desde ECrowd!, como plataforma de crowdlending especializada en proyectos de impacto positivo, seguimos muy atentamente la evolución de la cadena de bloques.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *