El ejercicio físico también es un tratamiento médico

Además de si fuman o llevan una alimentación saludable, cada vez más médicos preguntan a sus pacientes si realizan habitualmente ejercicio. No es una pregunta baladí: la inactividad física, junto con el sobrepeso/obesidad, son la cuarta y la quinta causa, respectivamente, de mortalidad a nivel mundial. Se estima que el sedentarismo está detrás del 6% de las enfermedades del corazón, del 7% de los casos de diabetes tipo 2 y del 10% de los cánceres de mama y cólon. En cambio, mantener una vida activa reduce la mortalidad y los riesgos de sufrir estas y muchas otras enfermedades, afirma la iniciativa internacional «Exercise is medicine» (EIM).

Pero la práctica regular de ejercicio físico no actúa solamente como ‘medicina’ preventiva. Se ha demostrado que mover el esqueleto es un buen tratamiento médico para aquellas personas que sufren enfermedades cardiovasculares, mentales, óseas, metabólicas, cerebro-vasculares, respiratorias o incluso cáncer. A raíz de este descubrimiento, muchos facultativos médicos ya no se limitan a preguntar si el paciente realiza ejercicio, ahora además prescriben la práctica habitual de actividad física como tratamiento médico. La ‘receta’ varía en función de la enfermedad a tratar y de las características del paciente. Para una persona con diabetes, la prescripción médica acostumbra a ser mejorar la resistencia a la insulina a través de trabajo aeróbico y de mejora de la fuerza muscular.

Es una cuestión de salud, pero también económica. El sedentarismo supone un importante coste para las arcas del Estado: se estima que en España los costes directos debidos al incumplimiento de las recomendaciones de actividad física generan 992 millones de euros de gastos anuales mientras que los indirectos ascienden a 2.500 millones de euros. Por otro lado, al cabo del año supone también una pérdida de 15.000 jornadas laborales en bajas. Como muestra, un botón: la actividad física reduce un 30% las visitas al médico.

A pesar de los múltiples beneficios de la práctica de ejercicio, las estadísticas indican que un 54% de los españoles no hace suficiente ejercicio y que el 12% de los niños españoles son sedentarios. Desde Ecrowd! nos proponemos hacer más accesible la práctica del ejercicio físico a través de lo que mejor se nos da: llevar a cabo campañas de crowdlending. Los inversores interesados pueden participar con la causa participando en la campaña Nuevo gimnasio Synergym Barcelona. Al mismo tiempo que benefician a la salud de los barceloneses, los inversores recibirán un interés anual del 4,75%, durante tres años y medio, en cuotas mensuales.

Synergym es una cadena con sede en Málaga, que se ha fijado como objetivo ser la mayor red de gimnasios fitness de tamaño medio operando en España. Su previsión es llegar a los 100 gimnasios en diez años para poner al alcance del conjunto de la población española unas instalaciones de primera calidad y a precios asequibles en las que poder hacer salud a diario.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatoríos. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.