Alimentos ecológicos, un mercado con un crecimiento de dos dígitos


Alimentos ecológicos

 

Alimentos ecológicos, España en el “top ten”

Con más de dos millones de hectáreas, España es el país de la Unión Europea con mayor superficie dedicada a cultivos de alimentos ecológicos. Sin embargo, este liderazgo no se corresponde con el consumo interno de alimentos ecológicos. Al menos, hasta hace poco. El año pasado España entró en el ‘top ten’ mundial del consumo de alimentos ecológicos, con un mercado de más de 2.000 millones de euros y un gasto per cápita de 32 euros.

El pase al ‘top ten’ no es gratuito. España lleva ya varios años registrando crecimientos de dos dígitos en el consumo interno de este tipo de alimentos ecológicos. En 2015 creció un 24,5%, en 2016 el aumento fue del 12,5% y el año pasado se incrementó un 14% mientras la alimentación tradicional lo hacía en un 2%. Pocos mercados pueden presumir de similares crecimientos.

El aumento se debe, en parte, a los bajos niveles de partida. A pesar del crecimiento registrado, los alimentos ecológicos no representan ni el 2% de la totalidad de la cesta de la compra alimentaria. Una cifra aún muy alejada del 9,7% de Dinamarca, el primer consumidor mundial, pero que se va acercando.

Los expertos aseguran que la tendencia ha llegado para quedarse. Basta con fijarse en los supermercados. Cada vez son más lo que añaden una sección para productos ecológicos y los que ya disponen de una, amplían sus surtidos. De hecho, el crecimiento en el consumo del último año se ha concentrado principalmente en los supermercados, en lugar de en las pequeñas tiendas especializadas.

¿A qué se debe el auge de la demanda de alimentos ecológicos?

Principalmente a una mayor preocupación por la salud: los alimentos y bebidas ecológicas se asocian a productos más sanos. El otro gran motivo es la mayor preocupación social por el impacto que las actividades agrícola y ganadera tienen sobre el medio y los animales.

La producción ecológica, tanto agrícola como ganadera, se caracteriza por no utilizar productos químicos ni organismos genéticamente modificados con el objetivo de preservar el medio ambiente y la biodiversidad y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales. Se prioriza también el uso de razas y especies autóctonas y se cuida especialmente el bienestar de los animales. De esta forma se consiguen alimentos más naturales, sanos y nutritivos.

Este tipo de producción es más costosa, pero gracias a los mayores precios de venta resulta más rentable para todas las partes implicadas en la cadena alimentaria. Otra gran ventaja es que genera más empleo.

La ganadería y agricultura han visto en la producción ecológica una oportunidad para dar valor añadido a sus productos y ganar en rentabilidad sin necesidad de seguir creciendo en número de hectáreas o en cabezas de ganado. Pero es especialmente una oportunidad para nuevas explotaciones gracias a sus menores requerimientos de superficie (la compra de tierra es la principal barrera de entrada al mundo agrario y ganadero).

Financiación de proyectos de alimentación en Ecrowd!

Categoria alimentación en Ecrowd!

La producción ecológica de alimentos aúna varios de los valores de ECrowd!: es una opción alimentaria más sostenible, intenta minimizar el consumo de agua, impulsa la economía de zonas rurales, es una alternativa más sana de alimentación y es una parte muy importante del que se conoce como economía circular. Por ello hemos financiado ya varios proyectos relacionados con la producción ecológica con campañas de crowdlending como la instalación de placas fotovoltaicas en una granja de caracoles ecológica o la implantación de mallas antigranizo para una explotación ecológica de árboles frutales.

 

¿Quieres ser el primero en enterarte cuando surja una nueva oportunidad de invertir en alimentación ecológica y sostenible? Inscribete a nuestro servicio de información.



Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *