Diversificar : ahí está el reto 1


¿Por qué debería diversificar mis inversiones?

Cuando las cosas van bien, la gente tiende a olvidarse de la importancia de la diversificación del riesgo en las inversiones y incluso puede llegar a poner todos los huevos en la misma cesta. Se pierde el mundo de vista y se sucumbe a la vorágine de las ganancias y la especulación a corto plazo. La historia está llena de ejemplos al respecto, como el de la burbuja de los tulipanes en la Holanda de 1637. En el pico más alto de la especulación se pagaron precios desorbitados por unos bulbos que aún ni siquiera existían. Se compraban opciones sobre esas flores con la esperanza de revenderlas después a un precio muy superior. Los precios seguían subiendo y muchos llegaron a invertir todo su patrimonio en tulipanes. Y llegó un día en el que la burbuja estalló, los precios se desplomaron hasta sólo una fracción del valor con el que empezaron, y muchos inversores se quedaron arruinados. Sólo aquellos que tenían invertida una pequeña cantidad de su riqueza en tulipanes, y el resto en otros valores con diversificación del riesgo, no se vieron abocados a la bancarrota.

 

¿Cómo puedo diversificar?

Como diversificar inversiones

Para protegerse contra pérdidas irrecuperables se debe diversificar. De la diversificación se habla a menudo en finanzas y significa no invertir todo el patrimonio en un solo tipo de inversión, sino que se debe repartir al máximo entre diversas opciones no relacionadas económicamente. Así, si una de las inversiones falla, podrá ser compensada con el rendimiento de las otras. Y por supuesto, también ocurre lo contrario, que si una de esas inversiones tiene un gran éxito, ese beneficio extra se diluirá cuando se haga la media con todas las otras inversiones.

Para diversificar no hace falta tener una cantidad muy grande de dinero, pero sí un gran número de diferentes tipos de inversiones, como acciones, préstamos (por ejemplo a través de crowdlending), bienes reales o dinero en efectivo. Y, preferiblemente, diversificando también dentro de cada una de estas categorías.

 

¿Cómo puede el crowdlending ayudar a diversificar?

Puede haber quien piense que una manera segura de invertir sea únicamente dedicarse a la compra de deuda pública de su propio gobierno. Aunque en general se haya considerado eso una apuesta segura, debemos ponernos a pensar que ya tenemos bastante riesgo con el gobierno, que nos tiene que pagar la pensión (o ahora o en el futuro) y que para los funcionarios además es quien les paga el salario. Hay que diversificar más.

Una alternativa óptima seria la de conceder pequeños préstamos a varias empresas de sectores diferentes, y también a proyectos no vinculados a los ciclos económicos. Antes de la existencia del crowdlending, era una opción difícil y costosa. Sin embargo, ahora con el crowdlending se puede invertir directamente en muchas empresas o proyectos a la vez, de forma gratuita o con un coste muy limitado, y además con unos importes mínimos muy bajos. Ahora ya es muy fácil diversificar.

Un caso de este tipo de plataformas es ECrowd, que permite dar pequeños préstamos a diferentes proyectos rentables y con impacto positivo en la sociedad o el medio ambiente. Otras opciones son Arboribus o LoanBook para dar préstamos a pequeñas y medianas empresas en general.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Un comentario en “Diversificar : ahí está el reto