Invertir en startups tiene premio 2


por que invertir en startups

Inversión en startups

La Ley de emprendedores y las ventajas para invertir en startups

La Ley de Emprendedores, oficialmente Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, introdujo dos asuntos muy interesantes para los inversores. El primero consiste en que los inversores en startups tienen derecho a beneficios fiscales en sus IRPF en forma de un 20% sobre el capital invertido, siempre y cuando se cumplan unas condiciones que trataremos más adelante; estos beneficios se suman a las exenciones fiscales que ya operan en algunas comunidades autónomas. El segundo asunto interesante para los inversores en startups es que, en caso de que decidan vender sus participaciones, los inversores no tienen que tributar por la ganancia patrimonial generada si la reinvierten en una nueva startup, aunque, eso sí, la nueva reinversión no puede beneficiarse de las exenciones sobre el IRPF de que disfrutara la inversión inicial. Ambas características de la Ley de Emprendedores permiten impulsar lo que podríamos llamar un círculo virtuoso de la inversión en startups.

Si estás pensando en invertir en una startup, debes saber que éste es un buen momento para hacerlo. Como hemos comentado, la Ley de Emprendedores, aprobada en septiembre de 2013, ofrece a los inversores en start-ups y business angels una deducción en sus IRPF por un valor del 20% del capital invertido. Con una base máxima de 50.000 euros, la reducción fiscal puede llegar hasta los 10.000 euros en cada ejercicio, y eso sin contar con las reducciones fiscales que desde 2009 se aplican en varias comunidades autónomas, y que resumiremos al final.

 

¿Cuales son los requisitos para el inversor y la startup?

Para el inversor:

  • Adquirir las participaciones de manera directa (no mediante un canal societario) y permanecer en el accionariado entre 3 y 12 años.
  • No superar el 40% en la participación del capital social. Esto se aplica tanto al inversor como a sus familiares directos si los hubiera.
  • Que la operación se haya llevado a cabo a partir de octubre de 2013.
  • En el caso de las reinversiones, el inversor no podrá beneficiarse de las exenciones fiscales que se hubieran aplicado con anterioridad, salvo que la cantidad invertida supere a la anterior. En ese caso, las exenciones fiscales sólo afectarían a la diferencia entre la inversión nueva y la primera.

Para la start-up:

  • Ser de reciente creación: máximo 3 ejercicios.
  • Ejercer una actividad económica, no especulativa, y contar con los medios humanos y materiales requeridos para desarrollar tal actividad.
  • Estar constituida como una sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima laboral o sociedad de responsabilidad limitada laboral.
  • Tener unos fondos propios inferiores a 400.000 euros al inicio del ejercicio en que se invierte y no cotizar en ningún mercado.

 

Beneficios fiscales de las comunidades autónomas para invertir en startups

Los beneficios fiscales comentados se pueden ver incrementados con las exenciones fiscales propias de las siguientes comunidades autónomas:

invertir en startups beneficios fiscales

Tabla de los beneficios fiscales para invertir en startups

Así que ya sabes, si quieres invertir tu dinero en una startup, ahora es un buen momento. Y si no cuentas con un capital suficiente como para invertir en una empresa pero aun así quieres impulsar un proyecto, pásate por la sección de proyectos de ECrowd! y pon a trabajar tu dinero al tiempo que apoyas un proyecto que genera un impacto social positivo.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

2 Comentarios en “Invertir en startups tiene premio